Haesindang Park, el parque de los penes de Corea del Sur que rivaliza en espectadores con los JJOO

Si el otro día os dábamos una serie de lugares que visitar en Corea del Sur aprovechando que ahora estaba de moda gracias a los JJOO de Pyeongchang esta semana nos toca dedicarle unas letras a Haesindang Park, el parque de los penes que rivaliza en espectadores con los propios JJOO.

Lo curioso de todo esto, si el parque en sí no lo es, es el hecho de que en Corea del Sur haya parques dedicados a los falos teniendo en cuenta que tienen el índice de natalidad por los suelos. Lo mismo es que las ofrendas no están surtiendo todo el efecto que deberían.

Haesindang Cezzie 3

Penes de todas clases, colores, formas y orientaciones, eso es lo que nos vamos a encontrar si decidimos visitar Haensindang Park, a una hora escasa de Pyeongchang, donde todo el mundo está preocupado de no pasar frío y de batir récords olímpicos. No es más que uno de los muchos parques dedicados al falo que hay distribuidos por la geografía surcoreana, pero que en este caso está batiendo sus propios récords de asistencia.

Los hay de mármol blanco, de piedra negra como el azabache, de bronce, de madera, con figuras talladas dentro, colgantes, en forma de asiento, en forma de cañón y en altares, y por supuesto llenos de carteles de “por favor no se suban al pene”, no sea que te pases de irreverente y en este caso es casi un lugar sagrado. Suponemos que la tienda de recuerdos también bate records.

Haesindang Cezzie 2

La leyenda que hay detrás de Haesindang Park es tan bonita como extraña. Hace mucho mucho tiempo, en esta preciosa villa marinera de Sinnam, a unos 20 kilómetros al sur de Samcheok (provincia de Gangwon) se cuenta que una virgen se ahogó después de que su novio la dejara en una piedra mientras el recogía algas. Desde entonces nadie del pueblo fue capaz de pescar nada hasta que un buen día un pescador, en un momento de necesidad, echó un pis desde las rocas al mar. Vista la reacción de la virgen bajo el mar se consideró que que los falos elevaban el espíritu de la virgen que dominaba los mares y erigieron un altar con un pene en la colina para satisfacerla. Los peces volvieron al mar y dos veces al año hay una ceremonia para tenerla contenta.

Haesindang Cezzie 4

Corea del Sur es un país con una tasa de natalidad más que baja y este tipo de parques con sus altares y con sus ofrendas son algo más que habitual, pero Haesindang es el único de la costa oeste. El lugar donde la joven virgen se ahogó se llama Awbawi Rock y es donde tiene lugar la ceremonia bianual. Hay un pequeño altar dedicado a la joven y una estatua de bronce conmemorándola. Hay cerca de 50 estatuas fálicas repartidas por el parque de todos tamaños y maneras. Algunas tienen caras y son de apariencia más humana y más colorida mientras que otras son réplicas exactas de penes humanos. Incluso hay un horóscopo chino de esculturas en un arco con cada animal tallado dentro de un pene de tamaño real. Y sí hay un Penis Culture Festival que rodea todo esto.

Imágenes | cezzie901
En Diario del Viajero | A tope con los JJOO de Pyeongchang ¿aprovechamos para conocer Corea del Sur?

Powered by WPeMatico

AdSense

Best Deals