El santuario flotante de gatos que hay en Ámsterdam

Sin duda, si eres un amante de los felinos, este destino es un must see: un santuario flotante de gatos en Ámsterdam, el llamado Catboat o Barco de los Gatos.

En realidad, llamarlo santuario quizá es un poco pomposo si tenemos en cuenta que solo es una embarcación amarrada en el canal de Herengracht de la capital holandesa, pero no por ello desmerece una visita.

Catboat

El Catboat es todo un acontecimiento turístico: no en vano, recibe la visita de unos 4.500 turistas de media cada año.

Este hogar flotante de gatos callejeros fue concebido originalmente como iniciativa de protección animal, en 1966, cuando Henriette van Weelde empezó a acoger gatos callejeros. La mujer cuidó de ellos hasta su muerte en el año 2005.

Desde entonces, voluntarios locales atienden a los gatos que allí se reúnen, que pueden alcanzar el medio centenar.

Como es una obra de caridad, el santuario se mantiene a flote gracias a las donaciones dejadas por los visitantes. Todo el dinero recaudado se destina a ayudar a tantos gatos de ámsterdam como sea posible.

La Fundación Cat Boat paga por la esterilización de gatos cuyos dueños no pueden pagar la atención veterinaria, así como a los extraviados. Los voluntarios cuidan a los gatos, algunos de los cuales son adoptados por los visitantes. Se cree que los gatos se adaptan perfectamente a la vida terrestre en sus nuevos hogares.

De Poezenboot se encuentra en el centro de Ámsterdam, a unos 10 minutos a pie de la estación principal. Está abierto todos los días de 1 a 3 P.M.. Pero cierra los miércoles y domingos.

Powered by WPeMatico

AdSense

Best Deals