Diez consejos para viajar a Tailandia con niños

Fotos de Tailandia, Oriol y Teo en Ayutthaya

A priori, viajar a Tailandia con niños pequeños puede parecer una odisea titánica. Las distancias entre España y el sudeste asiático son abismales, las temperaturas (junto con la humedad) son bastante más elevadas que las que tenemos por aquí y la gastronomía tailandesa (aunque nos encanta) quizá no sea la más vistosa a ojos de los peques de la casa. Sin embargo, el antiguo Reino de Siam es un destino que nos ha dejado muy buenas sensaciones y que, sin duda, recordaremos para siempre por su exotismo, diversidad y especialmente por la amabilidad de su gente.

Aunque estuvimos casi tres semanas en este fantástico destino, nos fuimos con la sensación de haber explorado sólo la punta del iceberg. Estamos convencidos de que volveremos a por más en el futuro y parece que no somos los únicos. Sois muchas familias las que os habéis interesado por esta aventura, así que si os animáis a vivir esta experiencia, hemos recopilado diez consejos para viajar a Tailandia con niños.

Sin vuelos largos no hay viaje, paciencia

Fotos de Tailandia, avión de Qatar Airways

Empezamos con una perogrullada, pero es muy obvio que Tailandia está muy lejos. Es necesario una jornada maratoniana de aviones y aeropuertos para recorrer los más de 10.000 kilómetros que la separan de España, aunque claro está que sarna con gusto no pica. La primera recomendación al respecto sería que trataras de reservar el trayecto más largo de todos por la noche, de este modo, los niños se pasaran la mayor parte del vuelo durmiendo. Si no puede ser, ten en cuenta que necesitarán muchas horas de entretenimiento a bordo. Pinturas, juguetes, audiovisuales y mucha, mucha paciencia para que todo sea más llevadero.

Nosotros a la ida viajamos con Cathay Pacífic, via Hong Kong, y a la vuelta con Qatar Airways con conexión en Doha. Hay muchísimas aerolíneas que vuelan a Bangkok, pero a nuestros hijos se les hizo más llevadero el hecho de pillar dos aviones de unas seis horas que uno de 12 y otro de tres.

Un itinerario a Tailandia pensado para toda la familia

Fotos de Tailandia, Vero, Oriol y Teo en Ayutthaya

Eso no significa que el 100% de las excursiones estén pensadas para los peques. En nuestra experiencia viajando con niños nos hemos dado cuenta que es muy necesario que haya actividades para todos, combinar planes para nuestros hijos con otros más convencionales genera un equilibrio perfecto. De este modo, Teo y Oriol se divierten con sus aficiones y con las nuestras descubren muchas cosas por primera vez.

Nuestro itinerario en Tailandia de 18 días fue el siguiente: Bangkok, Ayuttaya, crucero fluvial, Chiang Mai y alrededores, parque nacional de Khao Sok, Koh Phangan y regreso a Bangkok. Nosotros reservamos las excursiones, traslados y alojamientos con Mundo Nómada, auténticos expertos en el destino, con un trato exquisito y muy conscientes de nuestras necesidades al viajar con niños pequeños.

Varios momentos de relax al día

Fotos del viaje a Tailandia con niños, Teo en el lago

Cuando estamos de viaje muchas veces nos obsesionamos con visitar el mayor número de lugares al día, y eso puede acabar con nuestra salud y la de los niños. Con el tiempo nos hemos dado cuenta que cada jornada preferimos hacer una actividad o dos a tope de energía que muchas a medio gas.

Las altas temperaturas de Tailandia nos obligaban a salir muy temprano del alojamiento y a regresar antes del mediodía para descansar. También para que los niños tuvieran su momento de relax jugando o chapoteando en la piscina. Luego tratábamos de hacer una siesta y cuando el calor no apretaba tanto volvíamos a salir a explorar cada destino.

Alternativas a la comida tailandesa

Fotos de Tailandia, desayuno con fruta

A nosotros nos fascina la comida tailandesa, pero los niños no comparten la misma opinión al respecto. Se han animado a probar algunos platos, pero por lo general no se atrevían y debíamos buscar alternativas. Además de las especialidades thai es muy fácil encontrar restaurantes con platos internacionales como pasta, pizzas, hamburguesas o carne empanada. En las ciudades y pueblos hay súpermercados y tiendas de conveniencia tipo 7-Eleven (casi en cualquier calle) donde podrás comprar cosas que también encuentras aquí.

Otro aspecto con el que debes tener especial cuidado es el del agua. Siempre debes beber agua embotellada y hacerlo con mucha frecuencia. Las altas temperaturas y la humedad de Tailandia obligan a hidratarnos constantemente, especialmente a los niños.

Vacunas, mosquitos y seguro de viaje para Tailandia

Fotos de Tailandia, Teo navegando

Actualmente no hay vacunas obligatorias para viajar a Tailandia, aunque si que se recomiendan algunas para evitar complicaciones como son las de la fiebres tifoideas, el tétanos-difteria y la hepatitis a+b. En ese sentido, lo mejor es que vayas a tu centro de sanidad exterior más cercano antes del viaje. En las zonas turísticas es muy complicado que haya mosquitos transmisores de malaria o dengue, pero para evitar problemas es mejor rociar las zonas expuestas con anti-repelentes. Hay algunos que son pediátricos. Tampoco olvides protección solar.

Otro consejos imprescindible es el de viajar siempre con seguro de viaje. Nosotros lo tenemos contratado con IATI Seguros, en concreto el seguro IATI Familia porque tiene una cobertura superior a la media y ofrecen siempre un trato personalizado y rápido para grandes y pequeños. Puedes contratar aquí el Seguro de viaje IATI Familia y por ser lector de el Pachinko te aplican directamente un 5% de descuento.

Ropa ligera y zapatos cómodos para explorar

Fotos de Tailandia, Teo y Oriol en Doi Inthanon

Quizás estamos incidiendo demasiado en el tema del clima, pero lo cierto es que es muy caluroso y húmedo. Para esas circunstancias es mejor afrontar el viaje con ropa ligera y zapatos muy cómodos para las ciudades y botas de trekking o zapatillas de andar para las excursiones por los parques nacionales. Deja un hueco grande en tu equipaje ya que la ropa en Tailandia es bastante más barata que en España y seguro que te apetece comprar algo.

Por otra parte, debes tener en cuenta que nuestro verano coincide con la temporada de las lluvias en Tailandia. Si viajas en esta época del año es aconsejable que lleves un chubasquero y calzado que no te importe que se moje. Nuestros hijos han ido muy cómodos con zapatos tipo Crocs.

Animales y contacto con elefantes en Tailandia

Fotos de Tailandia, Teo y Oriol en Elephant Nature Parc

Se da casi por hecho que a los niños les gusta eso de ver animales, aunque es importante no saturarles demasiado con el tema porque pueden llegar a aburrirse muy pronto. En Tailandia es relativamente sencillo contemplar alguna especia en su hábitat natural, especialmente aves, monos y elefantes.

En este sentido, no vale todo. En Chiang Mai visitamos el Elephant Nature Park, una reserva recomendada por la FAADA donde recuperan a los elefantes de los maltratos y atrocidades sufridas por el ser humano. Creemos que es importante que los niños empiecen a tener conciencia de estas cosas.

Excursiones divertidas y actividades tradicionales

Fotos del viaje a Tailandia con niños, Pau y Teo en Khao Sok

Tailandia es un destino exótico con una cultura y tradiciones muy distintas a las nuestras. Parte de la gracia de visitar el antiguo Reino de Siam está en observar de primera mano esas diferencias. Es muy típico visitar templos budistas y mercados, aunque sin abusar.

Nuestros hijos se divirtieron con experiencias tan simples como un paseo en tuk tuk, navegar por el mercado flotante de Damnoen Saduak, jugar con piedras y palos en el parque nacional de Doi Inthanon, bañarse en un lago en el parque nacional de Khao Sok o simplemente comprar algún juguete o baratija en algún mercadillo de Bangkok. En la capital y en otras ciudades tailandesas el tráfico es caótico y no suelen respetar demasiado al peatón, así que mucho cuidado a la hora de cruzar la calle con los niños.

Respeta las rutinas de los niños durante el viaje

Fotos de Tailandia, Teo y Oriol jugando al ajedrez en el lago de Khao Sok

Charles Dickens dijo que el hombre es un animal de costumbres, aunque le faltó añadir que los niños lo son aún más. Pese al exotismo de Tailandia, es muy importante que los peques reproduzcan algunas de esas costumbres durante el viaje para que todo vaya sobre ruedas.

Siempre que sea posible es más que interesante que los horarios de comidas, sueño y juegos sean los mismos que en casa. Durante el viaje habrá muchos momentos para explorar el destino, pero también para parar a jugar en un parque o merendar tranquilamente. También podemos enseñarles a incorporar alguna rutinas tailandesas… como la sonrisa perpetua de su gente.

Relax en las playas de Tailandia

Fotos de Tailandia, Teo y Oriol en Koh Phangan

Tampoco descubrimos la luna si decimos que a los niños les encanta la playa, chapotear en el mar o simplemente jugar en la arena. En Tailandia hay playas realmente maravillosas y algunas de ellas son perfectas para relajarse en familia.

Nosotros estuvimos cinco días en el norte de Koh Phangan con el único propósito de disfrutar de la playa y recargar las pilas. Es más que recomendable que en un viaje de casi 20 días haya unas cuantas jornadas sin actividades para reponer fuerzas. Los niños lo agradecerán.

¿Qué te han parecido estos diez consejos para viajar a Tailandia con niños? ¿Alguna recomendación más para viajar a Tailandia en familia? Cuéntanoslo en los comentarios.

Galería de fotos de un viaje a Tailandia con niños

IATI Seguros de viajes

Powered by WPeMatico

AdSense

Best Deals